“Nos acabamos de mudar. ¿Cómo puedo hacer que mis hijos participen en la decoración de su nuevo dormitorio de forma práctica y a la vez divertida?”

Según la encuesta que hemos realizado a nivel mundial, casi la mitad de los padres deja que sus hijos elijan el color de su dormitorio. La psicóloga infantil Lynette Fry cree que es una idea estupenda, sobre todo tras una mudanza.

“Dejar que los niños elijan sus propios colores ayudará a que se integren en su nuevo hogar”, comenta. “Les hará sentir que pertenecen a ese lugar y que ese lugar les pertenece a ellos”.

“Si querés que el proyecto los entusiasme aún más, mostrales las posibilidades. A los chicos les encanta la tecnología, así que la aplicación Visualizer de Alba es una forma fantástica de mostrarles cómo quedaría su habitación una vez terminada”.

Hacé que tus hijos participen en la decoración de su nuevo dormitorio y dales mayor estabilidad con el cambio de casa.

Cómo utilizar la aplicación Visualizer de Alba

La aplicación Visualizer es una herramienta fácil de usar y divertida que te permite ver al instante cómo quedará tu habitación cuando termines de pintarla.

Todo lo que tenés que hacer es lo siguiente:

  1. Abrir la aplicación Visualizer en tu teléfono inteligente o tablet
  2. Enfocar la pantalla hacia la pared que querés pintar
  3. Elegir un color de toda la paleta de pinturas Alba
  4. Tocar para que el color aparezca en la foto de la pared

Es tan fácil que tus hijos no tendrán ninguna dificultad en mirar los colores ellos solos. Es más, los chicos de hoy en día son tan hábiles con la tecnología que seguro que serán ellos los que te enseñen algunas cosas a vos.

Si no les gusta el color que seleccionaron, solamente tienen que elegir otro y probar de nuevo hasta que encuentren el adecuado, ¡con consentimiento de los padres, claro está!

La aplicación Visualizer de Alba es una forma práctica y divertida de que tus hijos elijan su propia combinación de colores para su nuevo dormitorio cuando se muden.

Mejor consejo

Si te sigue preocupando que tu hijo no se acostumbre a su nuevo dormitorio, ayudalo a encontrar un tono que sea similar al color de su personaje de dibujos animados o libro preferido para que se sienta más cómodo.