¿Tu hall es oscuro y poco acogedor? Transformá el espacio para crear una atmósfera luminosa, aireada y acogedora con un par de trucos de pintura. Los colores brillantes que reflejan la luz, como el crema, amarillo pálido y blanco brillante, engañarán al ojo para que piense que el área es más luminosa y aireada de lo que en realidad es. También ayudarán a reflejar la luz natural que se filtra durante el día, además de optimizar la luz artificial durante las horas de la noche.

Un punto focal llamativo en un extremo del hall es una forma inteligente de desviar el ojo de las paredes y sumar interés. Una hermosa obra de arte o un espejo darán la ilusión de un extremo más luminoso en el espacio o, si querés dar rienda suelta a tu creatividad con el color, pintá un panel llamativo o usá cinta de enmascarar para crear rayas dramáticas.

Colores disponibles