Transformar tu jardín a través del color es una de las maneras más sencillas de aportar personalidad al espacio exterior de tu casa, en especial si el patio es pequeño y tiene poca vegetación.

La renovación puede ser tan simple como dar una mano de pintura a la cerca o añadir un toque de color a los muebles del patio

Cuando elijas los colores para el patio o el jardín, tené en cuenta los colores que predominan en la parte de afuera de la casa. No solo podrás crear una conexión instantánea entre tu casa y el jardín, sino que además es una manera ingeniosa de lograr que el patio parezca y luzca más grande.

Si querés divertirte un poco y causar un gran impacto, animate a buscar inspiración en la naturaleza y recreá un jardín frondoso, con una cerca pintada en azul cielo o grisáceo, verde bosque u ocre, o marrón arena.

Colores disponibles