Definir el área de comer en la cocina puede ser difícil: ¿dónde termina el comedor y comienza la cocina? La clave es elegir una paleta de colores considerada para unir las dos áreas. Los neutros fríos como los grises suaves y blancos polvo funcionan de maravilla tanto en cocinas como en comedores diarios.

Luego, elegí uno o dos acentos de color para definir los elementos claves del área del comedor. Las sillas del comedor pintadas en un tono vibrante de rojo o una pared llamativa en azul noche son una forma simple de delimitar el área del comedor como un lugar para reunirse y reconectarse. Completá el estilo con accesorios en colores similares. De inmediato, los cocineros se sentirán más tranquilos en presencia de los neutros, mientras los colores vibrantes que marcan tendencia transformarán la hora de comer en un momento acogedor.

Colores disponibles