Dale magia a lo cotidiano

Todas nuestras casas tienen ese rincón extraño, olvidado…una pared en blanco descuidada o un espacio inadvertido a la espera de un poco de atención. Una tendencia que se impone en 2015 se trata de ocuparse de los espacios desapercibidos y crear belleza en esos lugares intermedios.

No necesitás gastar una fortuna en un mueble nuevo: podés usar el color para enmarcar vistas y atraer la atención a detalles inadvertidos.

Mejorá una habitación con una vista

Aquí, una ventana común está resaltada con un panel desfasado pintado de color pastel claro que contrasta a la perfección con las paredes de hermoso color marrón malva y el marco de la ventana en negro atrevido. Como un vestigio de luz que atraviesa la ventana, esta técnica ingeniosa genera sorpresa y atrae la mirada a la impactante vista al otro lado.

Generá conexión

Otra forma de destacar una vista es conectar el interior y el exterior. Aquí, pintar la pared en dos colores neutros crea una línea, que conecta el horizonte del paisaje urbano que se ve por la ventana. Usar colores dentro de tu casa que también se encuentren en el paisaje exterior potenciará este efecto y convertirá la vista en una obra de arte.