Recreá un estilo parisino

Eterno, modesto y naturalmente sofisticado… ¿Hay algo más elegante que el estilo parisino? Recrear este estilo es fácil y, contrariamente a la creencia popular, no necesitás un departamento amplio o detalles de época para hacer que funcione.

Superponé capas de diferentes tonos de blanco lavado

El secreto de este estilo sensual yace en la sutil paleta de color de blancos lavados. Probá pintar tus paredes de color blanco almendra y el techo blanco algodón para crear capas de interés en la habitación.

Si tenés un hogar con detalles arquitectónicos, como molduras, zócalos y nichos, quizás te guste destacarlos con un tono de blanco sutilmente diferente, como blanco pergamino.

Agregá un toque de color

Este esquema de color clásico es el fondo perfecto para algunos toques audaces. Pensá en colores ricos y cálidos, como borgoña, rosa oscuro y naranja al agua; estos colores se destacarán al contraponerlos con el fondo blanco y sumarán una sensación de calidez a la habitación.

Colores disponibles