El rojo desata las emociones. No sólo es el color del poder, la fortaleza y la energía, sino que también es el color del amor. ¿Alguna vez te regalaron un ramo de rosas rojas? Entonces, quizás tengas un admirador apasionado, porque las rosas rojas simbolizan sentimientos profundos de anhelo y deseo.

Sin embargo, la decoración en rojo no necesariamente debe limitarse a los lugares tradicionales de la pasión. Si bien los tonos apagados de rojo aterciopelado quedan fantásticos en el dormitorio, los tonos ciruela, remolacha y cereza son perfectos para lugares donde se desatan el fervor y la creatividad, como la cocina o el escritorio.

Colores disponibles