resplandor dorado

Inspirate con Van Gogh con un esquema de color amarillo soleado que evoca calidez.

Después de que el artista holandés Van Gogh se mudara al sur de Francia a finales de 1880, sus cuadros comenzaron a incorporar amarillo para representar el sol, la característica principal de los veranos de Provenza. En su propio y poderoso idioma, pintó los famosos girasoles de color amarillo mostaza y los campos de trigo contra un cielo azul profundo.

amarillo suave

Encauzá tu artista interior con un esquema de color amarillo impactante que ofrezca energía y evoque calidez. Creá una atmósfera tradicional con matices de amarillo dorado, como ocre, mostaza y jengibre picante o para un estilo más moderno, elegí tonos amarillos cítricos, como limón o caléndula. Completá el estilo con muebles de madera y, por supuesto, un ramo de girasoles amarillos brillantes, los favoritos de Van Gogh.

Colores disponibles