¿Qué es la monocromía?

Simple pero sofisticado, el esquema de color monocromo nunca pasa de moda. En general se lo piensa en términos de blanco y negro, pero la monocromía en realidad describe cualquier esquema de color que presente diferentes tonos de un mismo color.

Una de las muchas características geniales de los esquemas de color monocromos es que se adaptan increíblemente y son simples de cambiar y agregar a lo largo del tiempo.

Elegí tus tonos

Si vas a pintar una habitación desde cero pero vas a conservar muebles o accesorios que ya tenés, te recomendamos usar una de estas piezas como punto de partida. Una vez que decidiste tu color, podés elegir algunos tonos diferentes de diversas intensidades del mismo color. [brand]Las tarjetas de muestras de colores traen cada una seis tonos de un color, lo que hace que la tarea no parezca tan abrumadora.

Creá contraste

Si querés crear un estilo altamente dramático, no podés ignorar la clásica paleta de color monocroma: varios tonos de negro combinados con un blanco puro.

El secreto para dar a esta combinación clásica un estilo moderno es crear un alto contraste entre dos colores dominantes, como es el caso de este sofisticado living marfil blanquecino y ébano vibrante. Aquí, la pintura negra utilizada en las paredes y en la carpintería en el zaguán más lejos no solo convierte al pasillo en una obra de arte, sino que también ayuda a destacar los muebles y accesorios oscuros en el living, para así crear un contraste fabuloso entre el blanco y el negro.

Para agregar calidez a este estilo dramático, podés usar capas de texturas reconfortantes, pensá en mantas tejidas, almohadones cómodos y alfombras mullidas.

Colores disponibles