¿Alguna vez te preguntaste por qué los niños en China juntan sobres rojos, repletos de dinero en el Año Nuevo Chino? En China, el rojo es el color de la suerte que representa alegría, prosperidad y éxito y, durante el Año Nuevo, dondequiera que mires lo encontrarás en tonos fuego audaces. Los faroles rojos que simbolizan reunión y armonía son un signo popular de bienvenida; los fuegos artificiales rojos marcan el comienzo prometedor (y ensordecedor) del Año Nuevo y una puerta roja significa suerte y felicidad.

Si necesitás un golpe de suerte (a todos nos viene bien, ¿no?), podés pintar la puerta de entrada en un tono vibrante de rojo escarlata o iluminar el hall con tonos cereza jugosos. Nunca sabés la buena suerte que podría depararte…

Colores disponibles