En un mundo que compite constantemente por nuestra atención, es importante crear espacios de serenidad dentro de nuestros hogares que nos permitan desconectarnos y reenergizar nuestros cuerpos y mentes. Para lograr un esquema de color que brinde paz y nos revigorice en medidas iguales, no busqués más, te presentamos esta paleta de adultos de neutros naturales, grisáceos y blancos delicados.

Segura pero discreta, esta tendencia de color se trata de usar cambios sutiles de color y tono para un máximo impacto. Para comenzar, creá una base de blanco puro y de a poco introducí colores con matices sutiles, tal como arena pálida, azul cielo nublado o piedra fría. Estos neutros grisáceos ayudarán a dar calidez y color sin dominar el espacio, mientras que las alfombras o tejidos en tonos similares agregarán un toque de textura.

Cuando trabajás con un esquema de color pálido como este, la iluminación es tu arma secreta para crear un espacio atmosférico. Mantené la iluminación baja y suave al incluir muchas lámparas de piso independientes de bajo voltaje y luces con atenuador en el techo. Este estilo se trata de usar simpleza y sutileza, así que crear un espacio que se sienta modesto y sensible es clave, ¡el ego no está permitido!

Colores disponibles