¿El rojo podría mejorar tu atención? Se dice que el simple hecho de estar en presencia del rojo puede tener un efecto inmediato sobre el organismo, aumentando los niveles de concentración y de atención. De hecho, estudios realizados en estudiantes universitarios revelaron que su capacidad de respuesta aumentaba en un 12% cuando se encontraban en una habitación iluminada con luces rojas. En otro experimento, se comprobó que las personas que desempeñaban tareas con palabras o imágenes sobre un fondo rojo lograban un mejor rendimiento en las pruebas de memoria y en la atención a los detalles.

Entonces, ¿el rojo puede ayudarte a trabajar mejor y a ser más productivo? No podemos afirmarlo con total certeza pero con probar no perdés nada, podés pintar la oficina de tu casa con rojos estimulantes o agregar accesorios brillantes a tu espacio de trabajo.

Colores disponibles