Bebé durmiendo plácidamente en un dormitorio azul.

En un experimento en Estados Unidos, prisioneros fueron asignados a alas de color rojo, amarillo, azul o verde, independientemente de los delitos por los cuales habían sido condenados o de su comportamiento anterior. Con el tiempo, aquellos asignados a las alas azul y verde tenían una menor inclinación a cometer arrebatos de violencia que aquellos en las alas amarilla y roja. Con razón las tropas de la ONU encargadas de mantener la paz usan cascos azules…

Si bien ese puede ser un ejemplo extremo, si tu casa necesita un poco de tranquilidad armoniosa, ¿por qué no probar con un azul suave en las áreas donde los ánimos pueden irritarse para ver si ayuda a crear una atmósfera más calma? También se ha demostrado que el azul reduce el llanto en los bebés y hasta puede ayudar a dormirlos.

Colores disponibles