"Me aburre mi casa, pero no me puedo permitir mudarme. ¿Qué puedo hacer para darle un nuevo soplo de vida?"

¡No subestimés el poder de la pintura! Más de un 50% de los propietarios entrevistados en una encuesta de AkzoNobel reconocen que una mano de pintura es la mejor forma de recuperar la emoción en un espacio familiar. Y lo que es mejor, es la opción más asequible con resultados más rápidos y fáciles de conseguir.

Tanto si decidís redecorar una habitación cada vez o hacer un gran plan para reformar toda la propiedad, te explicamos cómo la pintura puede reanimar tu pasión por tu hogar.

Si tu cocina tiene paredes marrón oscuro, pero lo que querés es una cocina con una atmósfera familiar, deberías cambiar el marrón por un amarillo soleado brillante.

1. Pensá en la función

Antes de acudir a las muestras de colores, ve a cada habitación de tu casa y preguntate, en primer lugar, para qué usás esa habitación, y en segundo lugar, si el color actual de la habitación se adapta a esa función. Si no es así, pensá detenidamente la atmósfera y función que quieres que esa habitación tenga, y elegí los colores en consecuencia.

Por ejemplo, si tu cocina tiene paredes marrón oscuro, pero lo que querés es una cocina con una atmósfera familiar, deberías cambiar el marrón por un amarillo soleado brillante.

¿Qué pinturas eliges?

G2.40.83 – 60YY 73/497
F2.05.65 – 20YY 43/083

Asegurate de que escojas la pintura que se adapte a su función y a la cantidad de luz que recibe. El verde manzana es una tonalidad alegre para un living soleado mientras que el rosa polvo es una opción más opulenta y acogedora para un comedor.

2. Cambialo todo

¿Por qué no ir un paso más allá y cambiar la función de dos habitaciones?

Por ejemplo, si tu comedor es la habitación más soleada de la casa, ¿por qué no lo cambiás por el living? Así tendrás un maravilloso living iluminado, mientras que el comedor, que generalmente se usa por la tarde noche, estará perfectamente ambientado en la parte más oscura de la casa.

Asegurate de que escojas la pintura que se adapte a su función y a la cantidad de luz que recibe. El verde manzana es una tonalidad alegre para un living soleado mientras que el rosa polvo es una opción más opulenta y acogedora para un comedor.

¿Qué pinturas eliges?

Z9.10.60 – 50RR 39/154
H2.16.85 – 88YY 81/230

Las tonalidades atenuadas siempre son populares, pero los colores osados son una opción infalible para impulsar un esquema decorativo de aspecto agotado.

3. Atrevete a arriesgarte

Las tonalidades atenuadas siempre son populares, pero los colores osados son una opción infalible para impulsar un esquema decorativo de aspecto agotado.

Si lo que querés es iluminar tu hogar, pero no te atrevés a hacerlo todo de golpe, probá con tonos más osados en una habitación que no usés demasiado. Los baños son geniales para ello, ya que son pequeños y solo se usan unos cuantos minutos.

Si no tenés una habitación pequeña para hacer pruebas, probá pintar una sola pared destacada o una pared que esté detrás de estanterías integradas para dotarla de un aspecto más sutil y vibrante.

¿Qué pinturas eliges?

N8.51.30 – 90GG 11/295

Hacé inventario de lo que tenés, elegí los elementos que más te gusten y usalos como base para un nuevo esquema decorativo.

4. Unificalo todo

Cuando has vivido en un lugar durante bastante tiempo, es fácil acumular cosas que no siempre combinan. Hacé inventario de lo que tenés, elegí los elementos que más te gusten y usalos como base para un nuevo esquema decorativo.

Si tenés un hermoso jarrón azul, por ejemplo, podés usarlo como punto de inicio para un esquema de tonos sofisticado, con azul claro en la pared y toques de diferentes tonalidades de azul en los muebles y accesorios suaves.

Si te preocupa que tu casa no tenga características arquitectónicas interesantes, podés simularlas solo con pintura.

5. Creá nuevas características

Si te preocupa que tu casa no tenga características arquitectónicas interesantes, podés simularlas solo con pintura.

Para obtener un aspecto de barandilla de silla tradicional sin la barandilla de silla, pintá la parte inferior de la pared de un tono profundo y la parte superior de un tono más claro. Si no tenés zócalos o molduras, pintá una franja en el contorno de la parte inferior y superior de las paredes enmarcándolas para crear un aspecto elegante y definido. Optá por tonos oscuros y profundos para que el esquema tenga un aspecto clásico.

¿Qué pinturas eliges?

S0.20.21 – 90BG 08/075
SN.01.18 – 50BG 08/075

Mejor consejo

¿Querés disponer de la vista previa del aspecto que tendrá tu hogar con los nuevos colores? Accedé a una impresión digital al instante del esquema de decoración con la aplicación Visualizer de Alba.