Dulces sueños

Si vas a decorar un dormitorio que compartirán dos personas con gustos diferentes, es importante encontrar un estilo que se adapte a ambos.

Para crear un ambiente romántico, no necesitás recurrir a estampas femeninas y telas de encaje. En cambio, elegí una combinación de colores sutil pero fuerte y combinala con telas suaves y delicadas, esto creará un santuario de ensueño que será tanto elegante como moderno.

Agregá calidez

Vas a ver que los neutros cálidos crean una sensación espectacularmente calma pero acogedora en el dormitorio. Aquí, el blanco ostra, con su toque rosado, es el color base perfecto y se ve fantástico cuando se combina con tonos de gris, desde piedra hasta caracol.

Aquí, se ha usado un toque de damasco dorado en una pared para agregar un elemento adicional de calidez al espacio. El efecto general es suave y sutil.

Calmá los sentidos

El truco para mejorar la sensación de romanticismo en tu dormitorio es agregar telas texturadas e iluminación indirecta.

¿Por qué no probás reemplazar las luces del techo con lámparas de piso y de mesa para crear un estilo más suave? Usá capas de telas naturales y delicadas sobre la cama, como sábanas de algodón puro y mantas de lana. Por último, agregá una linda vela aromática y un jarrón con flores frescas.

Colores disponibles