Llenate de glamour

El peltre, un gris plateado con apenas una pizca de azul, recibe su nombre por el metal que se utilizó por primera vez en la Era de Bronce. Es el tono perfecto para dar un acento ya que tiene un brillo metálico que brinda un toque de glamour a cualquier espacio.

Menos es más: utilizá pequeños toques de peltre para que resalte una habitación y no para que la domine. Podés acentuar su brillo al combinarlo con muebles y accesorios que tengan superficies que reflejen, por ej., vidrio, cobre y madera pulida.

Calmado y equilibrado

Como todos los colores fríos, el peltre es perfecto para dar tranquilidad a espacios donde la concentración, la calma y el descanso son lo primordiales, como el baño, la oficina y la habitación del bebé.

Gracias a sus cualidades reconfortantes, es un excelente color para usar en habitaciones que tienden a ser calurosas en los meses de verano. Podrías probar combinarlo con otros neutros fríos, como piedra o gris pizarra. O, para generar un estilo más dinámico, probá contrastarlo con un tono más cálido, como naranja tostado.

Colores disponibles