Desde un tono rosáceo pálido al magenta más profundo, el rosa es un color más versátil de lo que podrías imaginar. Si bien no caben dudas de que los rosas suaves y florales son femeninos y divinos (perfectos para un dormitorio romántico), ¿por qué no considerás un rosa más intenso si estás buscando un esquema más llamativo? Por ejemplo, un rosa impactante funciona perfecto como acento de color o en una pared llamativa del living.

En el interior, el uso del rosa puede transmitir picardía y celebración o romance y ternura. Los tonos de rosa crean una atmósfera sofisticada combinados con negro, gris o matices oscuros de azul. Mantené la frescura y pureza del rosa combinándolo con mucho blanco o creá un estilo urbano mezclando tu matiz de rosa favorito con gris perla. Si te encanta estar rodeado de colores vibrantes, podrías optar por un estilo dramático agregando turquesa, carmesí, púrpura o dorado.

Colores disponibles