¿Soñás con un baño que te haga sentir energizado desde el momento en que salís de la ducha? Los tonos de verde intenso no solo ayudan a relajar sino que además evocan una atmósfera de paz y contacto con la naturaleza - particularmente importante durante el invierno.

Probá combinar este tono hermoso y elegante con blanco puro, ébano o neutros térreos. Para un estilo moderno y estimulante, combiná toques de esmeralda con paredes y pisos blanquecinos, o creá un acabado más armonioso mediante diferentes tonos de verde; mezclá la delicadeza del verde mar en las paredes con un color verde azulado más intenso en los accesorios para dar acento. Los verdes más claros son útiles en baños más pequeños y oscuros, ya que ayudan a reflejar la luz y crean un efecto visual de amplitud.

Colores disponibles