“Mi pareja y yo tenemos gustos de decoración completamente distintos. ¿Cómo podemos ponernos de acuerdo sobre la paleta de colores?”

Según una encuesta que hemos realizado a nivel mundial, casi una de cada 10 personas postergan el proyecto de decoración de su nuevo hogar por una razón muy sencilla: no se ponen de acuerdo con sus parejas sobre qué colores utilizar.

“Irse a vivir juntos es una etapa emocionante de la vida, pero conlleva estrés”, comenta la psicóloga clínica Corinne Usher. “El ajetreo de la mudanza está cargado de emociones y hay grandes expectativas, lo que implica que las diferentes opiniones sobre decoración y decisiones de diseño pueden intensificarse”.

Si ves que empezás a discutir con tu pareja sobre la elección del color, respirá hondo y leé los consejos de la experta Corinne para que haya paz en el hogar y a la hora de pintar.

Antes de empezar, descarga la aplicación Visualizer de Alba

1) Pinten las habitaciones fáciles primero

Consideren todas las habitaciones sobre las que tengan que tomar una decisión. ¿Hay algunas sobre las que sea más fácil llegar a un acuerdo que otras? Si es así, comiencen por ahí.

Tengan en cuenta el tamaño de la habitación, el tipo de suelo, el mobiliario que quieran poner en la habitación y los colores contrastantes que deban combinar.

Tengan en cuenta el tamaño de la habitación, el tipo de suelo, el mobiliario que quieran poner en la habitación y los colores contrastantes que deban combinar. Si se guían por estos factores, van a reducir la cantidad de decisiones que haya que tomar basándose en una elección personal.

3) Escúchense el uno al otro

Si se interrumpen constantemente quizá se les pase por alto el hecho de que lo cierto es que coinciden en más colores de lo que creían.

4) Califiquen sus colores del 1 al 10

Si tienen visiones totalmente opuestas, calificar los colores que les gustan del 1 al 10 puede ser de mucha ayuda. Si tu pareja califica un color mucho mejor que vos, podés ceder en esa parte y quizá salirte con la tuya en otra habitación.

5) La intensidad del color también cuenta

Si no logran ponerse de acuerdo en el color, quizá puedan acordar las propiedades de un color concreto. Por ejemplo, puede que no te guste un naranja vivo en las paredes, ¿pero qué tal un tono terracota más suave?

Si a uno de ustedes le cuesta imaginar cómo quedaría un color en la pared, pruébenlo antes de comprarlo con la práctica aplicación Visualizer de Alba.

6) Atrévanse a experimentar

Si a uno de ustedes le cuesta imaginar cómo quedaría un color en la pared, pruébenlo antes de comprarlo con la práctica aplicación Visualizer de Alba. De esta forma podrán ver cómo quedarían diferentes colores con tan solo pulsar un botón, ¡y con suerte podrán tomar una decisión!

Mejor consejo

Elijan el gris, es un color muy versátil y queda igual de bien en diseños clásicos como contemporáneos. ¿El gris les parece un poco soso? Denle vida con un tono de acento vivo, como el amarillo.