Estilo clásico

Para crear una apariencia elegante, buscá tonos pasteles con un matiz de gris. Pensá en tonos apagados, difuminados, como gris azulado, malva, lila oscuro y agua marina.

Aquí, se combinó un púrpura malva con un gris azulado melancólico, una combinación suave pero sofisticada. Los accesorios de materiales naturales, como una alfombra de sisal y canastas de mimbre, brindan su aporte al estilo clásico de la habitación.

Mezclá y combiná

El celeste bebé y el rosa suave es una combinación perfecta, pero cuando crees tu esquema de color de adulto, no tengas miedo de experimentar con diferentes combinaciones de colores.

Para obtener un estilo que imite la naturaleza, combiná un lila grisáceo con un agua marina lavado o apuntá al extremo más brillante del espectro de color y combiná limón suave con verde menta. Si te gustaría agregar más profundidad a tus combinaciones de color, agregá un toque de color en un tono más oscuro al que estás usando.

Por ejemplo, si tu esquema de colores pasteles es azul blanquecino y manteca, podrías agregar un sofá en un tono azul oscuro con almohadones en un azul más brillante, como ultramar, para que combinen. O agregá una pizca de negro; nada da más personalidad a una habitación que un toque de caracol o ébano.

Colores disponibles