No es ningún secreto que la mayoría de los chicos prefieren los colores brillantes y vibrantes a los neutros suaves y sutiles. Sin importar si estás decorando el refugio de un adolescente o el cuarto de tu bebé, sin dudas el lima inyectará una dosis de vitalidad juvenil y una sensación de diversión y picardía en cualquier espacio.

Un color enérgico y positivo que combina muy bien con toques de otros tonos brillantes, el lima se puede usar como color principal del ambiente, aunque funciona muy bien como acento de color para sumar interés a los demás colores. Combiná lima y lavanda para lograr una sensación relajante pero creativa en el cuarto del bebé o atenualo mezclando toques de lima con paredes gris pálido neutro y muebles en blanco puro en el dormitorio de un adolescente.

Colores disponibles