Un color alegre, el azul cerúleo evoca imágenes de veranos eternos y mares mediterráneos profundos. En realidad, esta palabra exótica de origen latín se traduce como azul oscuro o verde-azulado y es exactamente allí donde se ubica en el espectro de colores - entre el azul acuático intenso y el resplandeciente verde mar. Por lo tanto, no es de extrañar que cuando el pigmento cerúleo se creó a principios del siglo 19, los pintores impresionistas acudieron rápidamente en busca de este color glorioso. (De hecho, Picasso, en su último pedido de pinturas colocó "Azul, cerúleo" en el tercer lugar).

Brillante e intenso y al mismo tiempo, tranquilo y sereno, el cerúleo es un color de acento estupendo para transmitir alegría y felicidad en cualquier espacio. Combinalo con verdes y amarillos para crear un estilo tropical y frondoso, o con neutros pálidos, como verde nilo o azul huevo de pato, para una atmósfera más relajada, que te hará sentir como en verano todo el año.

Colores disponibles