Elegí colores limpios y puros

El estilo nórdico contemporáneo combina muebles de madera clara con una paleta de color neutra para crear una sensación de espacio y serenidad. Pensá en tonos limpios y puros: tonos suaves de verde y azul, blanco lavado y maderas naturales claras, como fresno, haya y pino blanco.

Los tonos de verde azulado que se usaron en esta planta abierta no solo son calmos y sofisticados, también reflejan la tranquilidad del paisaje escandinavo.

Creá contraste con tonos de colores

Para lograr un esquema de color fácil, elegí dos colores que estén a un par de tonos de distancia, como verde azulado mediano para las paredes y un tono más oscuro para las molduras. Estos colores se pueden repetir a lo largo del espacio con accesorios para dar a la habitación una sensación de cohesión.

Usá accesorios de texturas naturales

La madera en todas sus formas es una parte clave del estilo escandinavo. Cerrá este estilo con muebles escandinavos de madera clara, como abedul, de líneas claras y minimalistas.

Para crear calidez y mejorar la atmósfera de paz, agregá algunos accesorios texturados, como una lámpara colgante escultórica y cerámicos de colores tierra.

Colores disponibles