Los círculos son oficialmente la figura de la temporada. Y lo mejor de todo, es una tendencia que se puede recrear en tu propia casa. Si no sabés por dónde empezar, podés usar círculos para crear un foco de atención sobre algún elemento existente de la casa, como la cama, el sillón o la chimenea.

Si querés crear un punto focal sobre una chimenea recargada, animáte a combinar círculos en tonos pasteles con accesorios tridimensionales, como los platos de porcelana antiguos (para dibujar los círculos, se puede usar de guía un molde para tortas, un frasco o cualquier objeto circular). Si te sentís seguro dibujando a mano alzada y querés dejar tu marca sobre un sillón o una cama, animáte a pintar espirales con colores primarios llamativos. Podés complementar tus espacios con telas o muebles que contengan figuras circulares, como hermosos almohadones a lunares o una alfombra con espirales.

Colores disponibles