Sin dudas Richard Wagner estaba en lo cierto cuando decidió escribir sus óperas en un ambiente totalmente adornado en púrpura. Una mezcla de azul apacible y rojo apasionado, el púrpura representa todas las características de la creatividad: sabiduría, independencia, coraje y confianza. Para estimular los sentidos y dejar fluir tu inspiración creativa, agregá púrpura al escritorio, biblioteca o atelier. Si las paredes completamente púrpuras de Wagner no son tu estilo, combiná tonos más suaves de lavanda y violeta con cremas y beiges para una sensación elegante y apacible.

La afinidad del púrpura con el azul y el rojo también lo convierte en el color perfecto para dormitorios de niños y niñas. Pintá una pared para crear un acento llamativo o dale rienda suelta a tu hijo con el pincel en el baúl de los juguetes o en su sillita favorita. A eso llamamos creatividad.

Colores disponibles