Espacio reconfortante

¿Te gustaría crear tu propio rinconcito para sentarte y leer o simplemente escaparte del resto del mundo? Generar tu propio espacio no podría ser más fácil, ni siquiera necesitás pintar una pared entera. Con apenas un poco de color podés definir un área dentro de tu living, al marcar el lugar donde te acurrucarías a leer, hablar por teléfono o dormir una siestita.

A medida

Una vez que elegiste tu lugar, elegí un color cálido y calmo, como rosa durazno suave o quizás amarillo apagado o verde grisáceo. Después decidí la altura hasta donde querés que llegue el color, en este caso, se midió de manera que la lámpara de pie quepa cómodamente en el área pintada.

Para realmente definir tu rincón, incluso podrías usar una franja delgada de color en un tono que combine para mostrar dónde termina el resto de la habitación y dónde comienza tu área. Nosotros usamos un color neutro sutil para evocar un estilo contemporáneo, pero un tono más brillante funcionaría igualmente bien.

Toques finales

Para hacer que tu espacio sea realmente acogedor, probá agregar algunos almohadones suaves, mantas mullidas y una alfombra con textura para sumergir los pies. Jugá con la iluminación hasta que sea exactamente la que buscás. Una lámpara de pie con un interruptor de atenuador es perfecto, es una excelente forma de dirigir luz a tu libro y poder ajustar la luz a tus necesidades.

Colores disponibles