En un mundo de ambigüedad, la confianza que brindan la matemática y la ciencia resulta reconfortante. Mientras que los idiomas cambian, los números permanecen iguales, lo cual nos une independientemente del lugar del mundo en el que estemos.

Esta tendencia de color nos anima a mirar a nuestros hogares de una forma analítica; a establecer objetivos e identificar metas tangibles para vivir de la mejor forma que podamos. Los tonos que componen esta tendencia son sofisticados y elegantes: una combinación cuidadosamente seleccionada de neutros masculinos, tal como revoque, yeso y ladrillo, y acentos de color de cuerpo completo, como esmeralda oscuro, verde azulado, rojo escarlata y ocre.

Si te gusta la idea de crear un hogar inteligente, ¿por qué no intentás incorporar algunos de los colores neutros clave de esta tendencia a tu interior actual? Estos neutros moderados y maduros funcionan bien cuando se combinan con materiales neutros, como madera oscura, mármol, roble y cemento. Si te gustaría agregar un estilo gráfico, usá un esténcil para pintar una cantidad importante de patrones en un tono vivo, como verde azulado o rojo escarlata, en cualquier pared a donde quieras atraer la atención.

Colores disponibles