Multiplicá la diversión

Si estás enfrentando el desafío de decorar un dormitorio que lo comparten dos nenas con diferentes personalidades, no te desesperes. Usar el color es la forma más sencilla de crear áreas separadas pero armoniosas.

Sé audaz

Para obtener un esquema de color que sea divertido pero sofisticado, probá combinar verde mostaza con un rosa suave apagado. La franja vertical en naranja tostado que se ve en esta habitación funciona bien para dividir las dos áreas separadas al mismo tiempo que unifica el espacio.

Para obtener un estilo armónico, intentá limitar la paleta de color a un máximo de tres colores fuertes. Repetí estos colores en los tejidos decorativos, nos encanta cómo la ropa de cama en esta habitación complementa los colores que se usan en las paredes.

Espíritu joven

Cuando se trata de niños, el cambio es inevitable, por eso es importante elegir un esquema de color que pueda adaptarse a la personalidad en desarrollo de los chicos. Esta paleta de color es muy flexible y resistirá la prueba del tiempo, ya que funcionará tanto para niños como adolescentes. Cuando se trata de elegir tejidos decorativos y accesorios, optá por patrones clásicos porque no pasan de moda.

Completá el estilo al pintar muebles de segunda mano, como una banqueta o un baúl de juguetes, en colores complementarios.

Colores disponibles