Romántica pero misteriosa, esta tendencia de color se trata puramente de crear un estilo suave y etéreo al superponer capas de pasteles suaves con materiales intrigantes, como encaje o vidrio esmerilado.

Perfección en pastel

Los colores que componen esta tendencia son suaves y grisáceos, como ciruela madura, lila místico y gris paloma. Usá una variedad de tonos de estos colores para crear un efecto tranquilo de tono sobre tono o combiná neutros con color rosado o lavanda para generar un efecto floral. Para completar el estilo, traé elementos orgánicos del exterior al interior de tu hogar.

Estilo en capas

La clave para crear un estilo delicado y etéreo es construir el color en capas suaves. En una habitación pequeña, probá combinar neutros crema con apenas un toque de violeta o cereza pálido para crear una sensación de espacio, o, en lugares más amplios, usá tonos más oscuros como musgo y berenjena para crear un punto focal dramático.

Colores disponibles