Un estilo de decoración siempre vigente, la cocina rústica con estilo francés acoge la elegancia, los colores combinados y los materiales naturales. Este estilo es atemporal y se puede usar en cualquier tipo de cocina, desde las modernas hasta las más tradicionales.

A la hora de elegir los colores, optá por los tonos más claros y delicados. Combiná colores clásicos como ébano y gris perla con tonos pastel, suaves y tenues, como lila, azul huevo de pato y rosa. Si quisieras agregar uno o dos tonos de acento, usá colores tenues y apagados que imiten el encanto aterciopelado de la campiña francesa.

Si querés añadir calidez a este esquema de colores tenues, sumá materiales naturales. Las alacenas de color blanco lucen estupendas con mesadas de madera, aunque también se puede utilizar granito, caliza y mármol. Completá la decoración con accesorios con acabados envejecidos, como sillas de hierro forjado y lámparas de cobre.

Colores disponibles