Si seleccionaste dos tonos para pintar la pared, pero no podés decidir entre ellos, probá combinarlos y creá el efecto de pintura en dos tonos. Este estilo está inspirado en molduras horizontales, como las molduras del piso, pero no es necesario contar con especificaciones arquitectónicas especiales para lograr este efecto en tu casa.

El enfoque tradicional es pintar la mitad superior de un color más claro que la mitad inferior. Esto permite crear la ilusión de techos más altos y cambia por completo la apariencia de la habitación. Usá un nivel de aire y un lápiz para trazar una línea recta a un tercio de la pared aproximadamente y cubrí la divisoria con cinta de enmascarar. Se recomienda empezar por el color más claro, de modo que si hay goteos, será más fácil cubrirlos cuando se pinte la parte inferior de la pared.

Colores disponibles