Habitación de bebé neutra

No es ningún secreto que a los niños les encantan los colores, pero si querés crear una habitación de bebé que no esté asociada estrechamente con nenes o nenas, ¿por qué no combinás neutros con toques de un color osado? Podrías probar usando tonos similares como los que se ven en esta habitación de bebé, como gris azulado o piedra cálido.

Cuando se trata de elegir un tono para los detalles, ¿por qué no considerás usar una variante de adulto de amarillo o naranja, como ocre, mostaza o cobre?

Nanas

Dale a tu bebé algo alegre para que mire con un efecto de pintura impactante. Para generar un estilo audaz que no pase de moda, ¿por qué no probás pintar franjas de diferentes colores en una de las esquinas de la habitación para crear un rincón acogedor? Jugá con las líneas gráficas de la habitación al pintar un estante con el color que elegiste para los detalles.

Dulces sueños

Para una atmósfera relajada, mantené el desorden al mínimo; para lograrlo, guardá la mayoría de los juguetes de tus hijos en una unidad de almacenamiento grande, como un baúl pintado en un color similar al resto de la habitación. Después, exhibí los juguetes y objetos más lindos en las estanterías.

Mejorá el primer sentido de tu bebé, el tacto, con texturas naturales, como una manta suave de piel de oveja, canastos de mimbre y una mecedora cómoda. Las superficies con estampado son perfectas para las habitaciones de bebés porque ayudan a ocultar las manchas y marcas de roce inevitables, ¡sin mencionar las huellas de manitos!

Colores disponibles