Saber cómo y dónde se elaboraron tus alimentos o conocer la historia de una estupenda mesa de comedor hecha a mano, da una sensación de satisfacción. Cada vez somos más los que cocinamos, cosemos y hacemos artesanías para vivir una vida más feliz y auténtica. Muchos de nosotros evitamos las grandes fábricas y las formas impersonales de hacer negocios.

Adoptá un estilo de vida sencillo rodeándote de colores tierra. Considerá los tonos cálidos y saturados inspirados en los colores de la naturaleza, como el rojo de las remolachas y los frutos rojos firmes y jugosos, el amarillo azafrán, el terracota cálido, los verdes brillantes que nos recuerdan la albahaca y la menta, el ciruela profundo y los maravillosos tonos índigo del jean. El índigo agrega una profundidad sorprendente pero apacible a cualquier espacio y combina de maravillas con los otros colores inspirados en la naturaleza.

Colores disponibles