«Hemos oído que los bebés responden mejor a los patrones de alto contraste cuando son pequeños. ¿Cómo podemos crear una habitación para el bebé que estimule sus sentidos, pero que no sea demasiado agobiante?»

Los primeros meses de la vida de un bebé son un periodo emocionante de rápido desarrollo, especialmente en lo relacionado con la visión. Al principio estará todo borroso, pero pronto podrán ver en blanco y negro y con el tiempo en colores diferentes.

A medida que su visión mejora, los bebés suelen responder bien a los diseños, las formas y los colores más intensos. Así que si los incorporás al esquema de su habitación, podrás ayudar al bebé a concentrar su atención y sin duda quedará muy elegante.

Aquí te ofrecemos cinco ideas de colores de alto contraste que estimularán la imaginación del bebé y le darán a la habitación un aspecto acogedor y confortable.

Los patrones circulares suelen dar sensación de positivismo y ánimo, por lo que son perfectos para la habitación de tu bebé. Usá un vaso de agua como plantilla para realizar puntos de colores brillantes en la parte superior de una pared y que así tu bebé los vea desde la cuna.

Apostá por los puntos

Los patrones circulares suelen dar sensación de positivismo y ánimo, por lo que son perfectos para la habitación de tu bebé. Usá un vaso de agua como plantilla para realizar puntos de colores brillantes en la parte superior de una pared y que así tu bebé los vea desde la cuna.

Los amarillos ácidos brillantes, como limón y chartreuse, son fantásticos para dotar de vida un esquema neutro o, para obtener un estilo más dramático, aplicalos sobre una pared destacada de gris marengo, así estos puntos amarillos parecerán lunas en el cielo del atardecer.

¿Qué pinturas eliges?

H13- F8.18.76 / 45YY 67/259
A3- X9.06.79 / 69RB 70/114
B14- B5.14.62 / 10YR 41/223

La clave del éxito es crear un equilibrio en la habitación del bebé combinando tonos atenuados con otros brillantes y coloridos.

Procurá complementar

Los colores de contraste, también conocidos como colores complementarios, son los que están directamente opuestos entre sí en la rueda de colores. Considerá el naranja y la teja, el amarillo y el azul, o el verde y el magenta.

La clave del éxito es crear un equilibrio en la habitación del bebé combinando tonos atenuados con otros brillantes y coloridos. Pintá en paredes separadas o dibujá una línea horizontal en el medio y usá un color diferente en la parte superior que en la parte inferior para darle un estilo elegante.

Si no sabés qué colores combinar, descargá la aplicación Visualizer de Alba en tu teléfono inteligente o tablet para ver una impresión instantánea del aspecto que tendrá tu habitación pintada. Solo tenés que enfocar la aplicación hacia la pared que quieras pintar, elegir un color y tocar la pantalla.

¿Qué pinturas eliges?

F4-F1.17.82 / 25YY 79/240
M11-N7.31.40 / 90GG 21/219
N12-Q4.24.63 / 30BG 44/248
G6-F2.35.75 / 35YY 61/431

Si no sabés por dónde empezar, probá elegir dos tonos de la misma familia de colores y una o dos tonalidades de contraste. Por ejemplo, podés combinar naranja y turquesa.

Crear bloques

Otra forma de crear un espacio fascinante para tu bebé es pintar grandes bloques de colores brillantes uno junto a otro, también llamados bloques de color.

Si no sabés por dónde empezar, probá elegir dos tonos de la misma familia de colores y una o dos tonalidades de contraste. Por ejemplo, quizá te interese combinar un cálido naranja cobre y un brillante naranja coral con un brillante azul turquesa o un lila grisáceo, o un púrpura oscuro con un verde bosque.

¿Qué pinturas eliges?

C7 – B6.47.41 / 10YR 17/465
B6 – A8.39.35 / 70RR 15/400

El rojo suele ser una opción impensable a la hora de decorar la habitación del bebé, ya que puede ponerlo un poco nervioso. Pero no pasa nada por transgredir un poco las normas, siempre que actúes con cuidado.

Con poco podés llegar muy lejos

No tenés que pintar toda una pared con un mismo diseño para crear un gran impacto. Unas inesperadas salpicaduras de diseños, como unas patas de mesa a rayas azules y grises o formas de diamante dentro de un armario o cajón, le darán un estilo de diseñador a tu esquema.

¿Qué pinturas eliges?

C7-B6.47.41 / 10YR 17/465
N8-S6.54.34 / 10BB 13/362
L6-K9.60.43 / 90GY 21/472

El equilibrio entre tonos osados, como un neón rosa, con un color más atenuado, como el gris, es una gran manera de hacer pruebas con el color sin sobrecargar el esquema de la habitación del bebé.

Buscá el equilibrio

El equilibrio entre tonos osados, como un neón rosa, con un color más atenuado, como el gris, es una gran manera de hacer pruebas con el color sin sobrecargar el esquema de la habitación del bebé. Añadí un toque de contraste naranja para completar un estilo hermoso pero estimulante.

¿Qué pinturas eliges?

A6- Y6.24.52 / 10RR 27/344
X3- SN.02.77 / 10BB 73/039

Mejor consejo

Además de estimular la visión del bebé, podés mejorar su sentido del tacto si utilizás diferentes texturas de contraste. Combiná ropa de cama suave de algodón con una manta de punto grueso y optá por almohadones de terciopelo o de seda.