Pasá de un comedor casual a uno formal con una paleta de color flexible que equilibre utilidad con sofisticación

Hacé que tu comedor funcione de día y de noche

Usá un color inteligente para una cena casual o formal.

Elegí una paleta de color inclusiva

Si en tu comedor celebrás tantas cenas formales como comidas en familia, vas a querer asegurarte de que el esquema de color que elijas funcione bien tanto para eventos casuales como para formales. Podés probar contrastando una paleta neutra con un color brillante, como una pared color púrpura enérgico o un accesorio, como una manta o una obra de arte. Esto te ayudará a crear una sensación de comodidad para el día y un fondo llamativo para una cena elegante.

Dale un giro

La flexibilidad es clave cuando se diseña un comedor que funcione para toda ocasión. Adorná tu comedor "diurno" con accesorios que se puedan retirar y guardar fácilmente de un momento a otro, como un mantel con un estampado brillante, una pizarra independiente y contenedores de almacenamiento que se puedan apilar. Cuando cae la noche, simplemente guardalos y reemplazalos por accesorios más formales, como cristalería, velitas y un manojo de flores frescas.