Pintar las sillas de jardín en tonos brillantes es una gran forma de renovar tu espacio al aire libre. Es tan sencillo como seguir estos cinco pasos fáciles:

  1. Antes de comenzar, es importante considerar qué tipo de metal vas a pintar. Si tus sillas son de cinc, aluminio o metal galvanizado sin revestimiento, te aconsejamos usar un Fondo Universal al agua y después esmalte Albalux para el acabado. Si las sillas se pintaron anteriormente, te recomendamos aplicar directamente Albalux (al agua o sintético).

  2. Prepará el espacio para pintar al cubrir el piso y el área circundante con papeles de diario o una sábana vieja.

  3. Retirá el polvo y la pintura descascarada con un cepillo de metal o con una lija gruesa. Después, limpiá las sillas con un detergente suave, para asegurar que la pintura nueva se adhiera.

  4. ¡Hora de pintar! Aplicá una capa delgada de pintura y dejala secar como se indica en el reverso de la lata; después, aplicá una segunda capa para obtener un resultado óptimo.

  5. Permití que tus sillas se sequen durante 24 horas en un lugar que esté protegido. Para completar el estilo, agregales algunos almohadones coloridos y una cómoda alfombra para exteriores. Sentate, relajate y ¡disfrutá de tu paraíso a color al aire libre!