El fondo perfecto

Un color neutro es uno que actúa como un tono de fondo sutil, que puede superponerse con otros colores más fuertes de forma sencilla. Esto hace que los colores neutros sean un lienzo ideal para que uses tu creatividad y des a tu obra de arte y detalles arquitectónicos la posibilidad de brillar.

Un esquema de color neutro abarca desde neutros suaves, como cremas y blancos, hasta tonos más oscuros, como chocolate o caracol.

Rompé con la tradición

Los tonos neutros tradicionales incluyen el gris pardo, el nuez moscada y el arenisca. Pero en este dormitorio, se usó un lavanda gris amarronado como fondo neutro. Se han superpuesto diferentes tonos del mismo color en toda la habitación con elegantes almohadones en lavanda oscuro y un hermoso cubrecamas en lavanda pálido. Los toques decorativos en tonos armonizantes de dorado y óxido fuerte completan el elegante esquema.

Adoptá el estilo

Seguí estos pasos para recrear un estilo similar: • Probá usar una muestra de color con cinco tonos diferentes del mismo color. • Después, superponé diferentes tonos en las paredes de la habitación, en la carpintería y en los accesorios. • Cerrá el estilo al agregar otros accesorios en tonos armonizantes, que estén cerca de tu tono principal en el círculo cromático. Con tonos neutros como base, vas a poder crear un hermoso esquema de color fácilmente.