Jugá con patrones

“Incluso si la paleta de colores que estoy usando es simple y esencial, me gusta generar interés con un patrón o con franjas llamativas. El gris y el blanco forman una combinación sumamente elegante. Al combinar estos colores en franjas, podés transformar una paleta de colores neutros en algo audaz y creativo”. Heleen van Gent, directora del Centro de Estética Global

Usá tonos variados

“Mi mejor consejo es: no pienses que los neutros no son llamativos por sí solos. No todas las habitaciones necesitan un color audaz. Me di cuenta de que si restrinjo la paleta al variar el tono de un solo color se crea uno de los efectos decorativos más impactantes y elegantes”. Willeke Jongejan, diseñadora de color global sénior

Agregá contraste con negro

“Este es un viejo truco, pero realmente funciona: si colocás un objeto negro en la habitación, se agrega una sensación de profundidad y carácter como ningún otro color. Así que, si buscás un verdadero impacto, probá contrastar un mueble o accesorio negro con un esquema de color neutro”. Marieke Wielinga, diseñadora de color global

Volvé a la naturaleza

“Los materiales naturales complementan a la perfección un esquema de color neutro. Usá pequeñas dosis de colores neutros, como mármol o granito en un baño, cacerolas de cobre en una cocina, un marco de madera en una habitación o un ramo de flores en un living”. Stephanie Kraneveld, gerente global de Conocimiento y Capacitación en Colores

Combiná cálido y frío

“Mi forma preferida de usar colores neutros es combinar tonos cálidos y fríos de diferentes profundidades. Esto proporciona un estilo simple y modesto al mismo tiempo que genera interés. Agregá materiales neutros, como pizarra y cuero curtido, para continuar con el tema”. Louise Tod, diseñadora de color global sénior