Para crear este estilo, vas a necesitar lo siguiente:

• un nivel
• cinta métrica
• tiza
• pintura azul marino
• un rodillo pequeño

1. Marcá las franjas

Usá el nivel, la cinta métrica y la tiza para marcar las franjas; asegurate de que estén espaciadas de manera uniforme desde la parte superior hasta la parte inferior.

2. Colocá cinta de enmascarar

Usá cinta de enmascarar de baja adherencia y de buena calidad para marcar las franjas que querés que queden blancas. Asegurate de presionarla con firmeza para que la pintura azul no se escurra por debajo.

3. Pintá las franjas

Elegí un azul marino, como cerúleo o ultramar, para pintar las franjas. Cargá el rodillo con una pequeña cantidad de pintura para evitar que esta se filtre por debajo de la cinta. Pintá apenas por encima del borde de la cinta de enmascarar, esto creará una línea bien definida debajo de la cinta.

Una vez que se seque la primera capa, aplicá una segunda capa.

4. Retirá la cinta de enmascarar

Para evitar que la pintura se despegue junto con la cinta, retirá la cinta de enmascarar antes de que la última capa se haya terminado de secar. Asegurate de que la pintura no esté tan húmeda como para que se chorree antes de retirar la cinta y obtendrás una línea prolija.

5. Anclá el tema náutico

Para completar este estilo náutico, acompañalo con muebles de madera natural y un toque de color, como una silla pintada de un tono brillante.