"Cuando estoy pintando, no puedo estar sin una cinta métrica retráctil. Mi cinta es de acero y tiene medidas en ambos lados, y un tope magnético en el extremo para adherirse a objetos metálicos, lo cual me resulta particularmente útil cuando estoy tomando medidas sola." -- Lotta Linde, diseñadora de color global

"Mi herramienta preferida es la cinta de enmascarar. La uso cuando pinto dos colores uno junto al otro para lograr una línea perfectamente recta. Mi consejo principal es retirar la cinta de enmascarar cuando la pintura está todavía apenas húmeda, para no despegar pintura". -- Louise Smith, diseñadora de color sénior global

"Siempre me aseguro de tener a mano lijas de diferentes granos cuando estoy decorando. (pintado) Si voy a pintar muebles de madera, uso una lija de grano mediano primero y una de grano más suave después de pasar la primera capa para generar un poco aspereza para que la próxima capa de pintura se adhiera. Y siempre uso un barbijo para evitar inhalar polvo." -- Marieke van der Bruggen, diseñadora de color global

"Mi herramienta imprescindible es un set de pinceles de cerda sintética de buena calidad de distintos tamaños, para diferentes trabajos. Los pinceles de cerda sintética son la mejor opción si vas a usar pinturas al agua, ya que no absorben tanta agua como los de cerda natural, lo que se traduce en menos vetas marcadas". -- Chris Wingrove, consultor de capacitación técnica de Dulux

"Siempre me aseguro de tener a mano mucho cordón. Parece algo simple, pero me resulta muy útil cuando quiero trazar una línea recta hacia abajo sobre una pared. Coloco un poco de Blu-tack (no existe blue tack en Argentina) en cada extremo del cordón, adhiero un extremo al techo y dejo que el cordón caiga por la pared. Donde cae, ahí está tu línea recta. Pegá el otro extremo al zócalo y usá un lápiz o tiza para marcar la línea en la pared." -- Heleen van Gent, diseñadora de color sénior global