1. Primero, calculá el tamaño del área que vas a pintar. Pedile a un amigo que te ayude a medir el ancho y la altura de las paredes con una cinta métrica y multiplicá estas dos medidas para calcular los metros cuadrados.

  2. Restale a la medición total el espacio que ocupan las ventanas y las puertas con el mismo método de cálculo anterior.

  3. Multiplicá resultado por la cantidad de capas de pintura que vas a necesitar; te recomendamos que sean al menos dos. También vale la pena sumar un poquito más de pintura para los retoques.

  4. Por último, dividí este número total por la cantidad de m² por litro que se indica en la lata de pintura (si no lo ves en la lata, buscalo en Internet, en la sección de información del producto). Esto te dará el total de litros de pintura que necesitás para el proyecto.

  5. No te olvides, el tipo de pintura y el fabricante marcarán una diferencia. Cuando usás mejor calidad, vas a notar que necesitás menos pintura para obtener resultados excelentes. Menos pintura significa una atmósfera más feliz, y un acabado hermoso para vos.

Planet Possible es un futuro más prometedor que todos podemos ayudar a crear, con simplemente tomar decisiones más inteligentes. Descubrí cómo todos podemos marcar la diferencia hoy mismo.