1. Antes de empezar a pintar, calculá cuánta pintura vas a necesitar realmente para terminar tu proyecto. Usar menos pintura no solo te ayuda a ahorrar dinero, también hace que participes protegiendo al planeta.

  2. Si te quedan restos de pintura, ¿podés reusarlos? Guardar restos de pintura es fácil siempre y cuando conserves las latas alejadas de la exposición directa a luz solar y en un ambiente donde no se produzca escarcha. Si solo te queda una pequeña cantidad, vertela en frascos de mermelada y guardalos en un lugar seguro y seco.

Consejo: ¿Te quedan restos de pinturas blancas? Mezclalos y usalos como base la próxima vez que realices un trabajo de pintura. 



  1. ¿Puede usarlos otra persona? Se los podrías dar a tus vecinos o amigos, o quizás a un grupo de teatro local, centro comunicatorio o escuela que pudieran utilizarlos.



4. Es importante recordar que no podés verter la pintura en la pileta ni en las cañerías, ni colocarla con la basura normal. Para conocer la forma de descarte responsable, llamá a tu concejo local y pedí ayuda. Sabrán indicarte un lugar específico para eliminar pintura sin dañar el medio ambiente.

Planet Possible es un futuro más prometedor que todos podemos ayudar a crear, con simplemente tomar decisiones más inteligentes. Descubrí cómo todos podemos marcar la diferencia hoy mismo.