1. Pintá un efecto de encaje delicado

Crear un bello efecto de encaje es fácil. Podés comprar un kit de esténcil en una tienda local para artesanos o hacer el tuyo propio.

Antes de colocar el esténcil sobre la pared con cinta de enmascarar, es mejor medir y después marcar la pared con un lápiz para asegurarte de que el esténcil esté perfectamente derecho. Después pintá sobre el esténcil con un rodillo o con un pincel.

Leé nuestros consejos de experto sobre cómo usar esténciles como un profesional.

2. Vestí tu cama con telas suaves

Agregá un toque de magia creando un dosel para tu cama. Las telas drapeadas de manera bella te ayudarán a capturar la luz y a crear un efecto suave y romántico.

3. Pintá con colores ricos y seductores

El romance y el drama van de la mano, así que ¿por qué no envolverte en tonos profundos y seductores? El verde azulado oscuro intensificará la atmósfera, mientras que el rojo rico exudará pasión. Podés probar decorar toda la habitación con uno de estos tonos profundos y dramáticos o usarlos como un giro de dramatismo con una pared o un detalle.

4. Deleitate con telas suntuosas

Las capas de materiales lujosos generan un ambiente romántico maravilloso. Elegí lino, tejidos decorativos y almohadones con telas elegantes, como terciopelo, seda y piel sintética.

5. Jugá con la luz y las sombras

En lugar de usar una luz brillante elevada, usá algunas fuentes de luz diferentes para poner el foco en distintos puntos alrededor de la habitación; colocá lámparas con pantallas suaves en mesas auxiliares o una luz de lectura junto a un sillón para crear un rincón acogedor.