Verde bosque y verde musgo

La naturaleza ha hecho la parte difícil por vos cuando se trata de crear esta armoniosa combinación de colores. Quizás no hayas considerado combinar estos dos tonos verdes pero como podés ver en este llamativo espacio de estudio, crean un estilo clásico que funcionaría bien en cualquier habitación, desde el estudio o el living hasta un dormitorio de adulto.

Finalizá el estilo con muebles y carpintería negros: esto creará un contraste dramático y te ayudará a destacar los verdes.

Azul y blanco

Una combinación de colores clásica, el azul y el blanco es un esquema fácil de poner en práctica. Combiná azul marino con blanco fresco para lograr una atmósfera osada pero elegante o combiná turquesa o celeste con madera clara para generar un espacio familiar acogedor.

Gris y amarillo

Una combinación moderna que reúne un neutro pacífico con un tono cálido. El amarillo y el gris garantizan iluminar cualquier espacio.

Elegí un gris oscuro y peltre y un amarillo pálido, maíz para generar un estilo elegante o combiná un gris suave con un amarillo mostaza intenso para generar una sensación de calidez en el espacio.

Granate y neutros

Cálido y apasionado, el granate es increíblemente impactante cuando se combina con neutros cálidos atenuados. Quizás quieras probar agregar algunas gotas de granate a un fondo de gris piedra, pardo y caracol o hacer que el color sea la estrella de la escena al usarlo en una pared destacada.

Combinalo con telas suaves y texturadas, como terciopelo o seda para generar una atmósfera realmente lujosa.

Azul y amarillo

Como reflejos del cielo y el sol, el azul y el amarillo son una excelente combinación natural. Los colores contrastan de una forma bellísima, ya que el azul genera una verdadera sensación de espacio y libertad, y el amarillo brinda comodidad y calidez.

Esta combinación de colores funciona particularmente bien en espacios donde querés aumentar la sensación de luz y amplitud, tal como el baño.