Si te gustaría tener una tendencia sofisticada en tu living, ¿por qué no intentás crear un efecto de pintura a rayas sutil en tonos armoniosos? La clave para crear una atmósfera elegante es elegir tonos que estén uno junto a otro en el círculo cromático, como gris paloma, gris caracol o trufa suave. Seguí esta guía paso a paso para lograr rayas perfectas:

1) Elegí un tono para pintar tu pared de tendencia; nosotros usamos un matiz humo de gris paloma. Pintá dos capas y dejá secar.

2) Cortá un cordón que tenga la misma longitud que el tramo desde la parte superior a la inferior de la pared (o hasta el zócalo). Pegá cinta de enmascarar azul en ambos extremos del cordón. Adherí uno de los extremos con cinta de enmascarar a la parte superior de la pared y dejá que el cordón cuelgue para adherir el otro extremo a la parte inferior de la pared. Así vas a poder crear una línea vertical exacta.

3) Pegá cinta de enmascarar de baja adherencia (azul) a ambos lados de la línea vertical.

4) Retirá el cordón y pintá la línea delgada que quedó marcada entre los dos largos de cinta de enmascarar (nosotros usamos gris caracol para crear contraste entre la pared y las rayas). Cargá el pincel con poca cantidad de pintura y aplicá más cuando lo necesites; de esta forma, evitarás que la pintura se filtre debajo de la cinta de enmascarar.

5) Cuando la pintura aún está un poco húmeda, retirá la cinta de enmascarar. Este truco inteligente evitará que la cinta de enmascarar despegue la última capa de pintura.

6) Para completar el estilo, repetí el paso 2 para crear tantas rayas como quieras. Te recomendamos que dejes espacios de 20 cm de ancho entre las rayas; esto ayudará a crear un efecto uniforme y sofisticado de rayas.